Salud

¡Escóndete, ten sexo, date un masaje y rejuvenecerás!

Algunas personas aparentan más edad de la que tienen, mientras que otras se ven más jóvenes. El mayor por ciento en el envejecimiento no lo determinan los genes, sino el tipo de vida que decidas llevar. No escogemos vivir, pero sí cómo vivir. Si no lo haces no estás siendo responsable de lo único fundamental: tu vida. Cada quien puede moldear la forma en que envejece. Para una apariencia juvenil lo primero es cuidar la salud. Ten presente que por muy «decorada» que estés por fuera, si careces de buena salud, tu mente está estresada y emocionalmente no estás bien, tu cuerpo lo reflejará, porque es un espejo fiel de cómo estás por dentro.

Es un verdadero reto cuando la edad que pretendemos aparentar es mucho menor que nuestra edad real. Si no se logra un equilibrio, en vez de proyectar un aspecto juvenil el resultado será artificial. Es lo que sucede cuando se abusa de cirugías y tratamientos estéticos.

A continuación te presentaré algunas pautas a seguir para rejuvenecer y vivir con más energía y vitalidad:

1. Aliméntate bien

La mala alimentación es la causante del envejecimiento rápido y prematuro, del cansancio crónico y de la flacidez.

Come más sano. Las verduras, frutas, cereales, grasas buenas, leguminosas y proteínas hacen maravillas en tu cuerpo. Tu dieta debe incluir antioxidantes y polifenoles. Una lista imprescindible debería contener bayas, sandía, melón, guayaba y otras frutas, pimientos, frutos secos, espinacas, coles, brócoli, zanahoria, pepinos, remolacha, berenjena, tomate, cebolla, calabaza, boniato, ostras, aguacate, semillas de lino, aceite de oliva… y por supuesto chocolate amargo. Reduce lo más que puedas el azúcar. El exceso de azúcar daña el colágeno de tu piel y la hace ver menos elástica. También son dañinos la sal, harinas blancas y refrescos.

Toma té para rejuvenecer. Tomarlo te revitaliza, te mantiene más joven y saludable. ¿Sabes preparar una buena taza de té respetando todo su sabor? Los conocedores aconsejan hervir las hojas y no consumirlo en bolsita. Sus componentes crean defensas contra los radicales libres que pueden alterar la estructura química de las células, que afectan el ADN. Bébelo para que no envejezca tu ADN y, por supuesto, tú tampoco.

 

Alimentos clave para lograr una apariencia juvenil
Incluir en la dieta diaria alimentos saludables y variados, es la clave para mantenernos sanos

2. Hidrátate por dentro y por fuera

Si estás deshidratada parecerás mayor, tu piel estará seca y saldrán más arrugas. Para darle un aspecto saludable consume zumos, infusiones y alimentos ricos en agua. Pero, sobre todo, bebe agua pura y hazlo una costumbre. Pronto se reflejarán sus beneficios en tu salud y en tu apariencia.

«Alimenta» tu piel con cremas nutritivas e hidratantes. Su uso correcto mantiene la piel más elástica, suave y luminosa, suaviza las líneas de expresión, hidrata y contrarresta las agresiones externas (sol, frío, viento…) Para una piel más limpia y joven exfolia, así eliminas las células de la piel muerta. La limpieza y el cuidado del cutis son muy importantes. Contribuye a su salud hacerte un facial con regularidad para eliminar impurezas y remover puntos negros. No olvides humectar los labios.

3. Duerme al menos ocho horas al día.

Trata de ordenar tu vida y apagar la luz a las 10 de la noche, o a más tardar a las 11. ¡Vale la pena! ¿Has notado como se ve tu piel después que te desvelaste? Con la falta de sueño se desestabilizan varias hormonas, se afecta el apetito, la salud del cerebro y del corazón e impide la carga de la hormona de crecimiento, necesaria para la creación de músculo y reducir la grasa. Y, por si fuera poco, eleva los niveles de cortisol (la hormona del estrés) y se producen las antiestéticas ojeras.

4. Cuidado con el sol

Protégete. El sol es garantía de arrugas. Usa un filtro solar, gafas de sol y sombrero cuando salgas. Los rayos ultravioletas envejecen rápidamente tu piel y pueden causarte pecas y cáncer. Para lograr y mantener una apariencia juvenil es primordial tener en cuenta cada día la protección contra el sol.

 

Mujer de apariencia juvenil con sombrero cerca del mar
El protector solar es tu aliado contra el envejecimiento de la piel. Mantenlo siempre contigo.

 

5. Haz ejercicio regularmente

Tu cuerpo necesita que lo uses para que funcione correctamente. Lo que no se utiliza se deteriora. ¡Muévete! Te garantizo que si haces ejercicio te verás mejor. Tu cuerpo cambiará y tu estado de ánimo también. Te sentirás bien contigo misma, en control. Tu capacidad física y pulmonar aumentarán. Construirás masa muscular y fortalecerás tus huesos. Te liberarás del estrés. La ropa te sentará mejor. Tendrás una apariencia juvenil que todos notarán. Se elevará tu libido y tu desempeño sexual. Tu piel tendrá mejor color, te verás más atractiva y lucirás más joven y dinámica.

No olvides hacer ejercicios de flexibilidad para mantenerte joven y capaz de reaccionar rápido a un resbalón, o a un tropiezo. Quienes son flexibles también son menos propensos a lastimarse cuando se caen. Puedes estirar los músculos con la práctica del yoga o tai chi y así ganarás agilidad, lubricarás tus coyunturas y eliminarás los dolores producidos por la rigidez de los músculos.

6. Mantén una buena postura corporal

El cuerpo erguido y la espalda recta permiten tener una oxigenación adecuada y evitar los problemas de columna y de los músculos. Si andas erguida y con la cabeza en alto tendrás una apariencia más juvenil y reducirás años en cuestión de minutos.

7. Ríe, ríe, ríe…

La risa, la auténtica píldora natural contra el estrés, nos ayuda a relativizar la realidad por dura que parezca. Rejuvenece la piel debido a que tiene un efecto tonificante y hace que se vea con mejor color y más sana. Ya este es motivo suficiente para reír con frecuencia y a carcajadas. Pero, además, la risa previene los infartos, refuerza el sistema inmunológico, tiene efecto analgésico (al liberar endorfinas), reduce la presión arterial, facilita la digestión, mejora la respiración, elimina el estrés, alivia el sufrimiento, mejora la memoria, potencia la creatividad y la imaginación, facilita la comunicación entre las personas. La risa salva vidas y también la alarga.

 

Mujer madura riendo feliz
La risa es la medicina para todos los males

 

8. Controla el estrés

Este causa un desgaste en tu piel y crea más arrugas. Una actitud pesimista, o de constante preocupación marcan el rostro y afectan el porte y la presencia. Es el principal enemigo a enfrentar, si quieres lograr una apariencia juvenil.

9. No descuides tu actividad sexual

Si no tienes una actividad sexual regular y disfrutable, cuando atravieses la menopausia puedes presentar un adelgazamiento de las paredes vaginales y ser incapaz de disfrutar del sexo. Durante el coito segregas los neurotransmisores asociados al placer, la felicidad y la relajación. Esto contribuye a tu buen humor, a que todo tu organismo se encuentre activo, además de que dormirás mejor y sentirás una sensación de plenitud. El sexo brinda belleza física e intelectual. Te hace una mujer más plena, más segura, más atractiva.

10. Hazte la siguiente pregunta: ¿Qué actividades te rejuvenecen y te proporcionan satisfacción y significado?

Practica lo que disfrutas. Busca actividades que te inspiren, te motiven y te hagan sentir bien. No me refiero a sentarte a ver la televisión, sino a practicar un hobbie, darte un masaje, disfrutar de una obra de arte, acariciar a tu perro, caminar por la playa, escuchar música relajante, las caricias de tu pareja… ¡Te sentirás más viva y mejor!

11. Escóndete

Cuando te sientas que estás a tope, huye a un lugar tranquilo. Escápate por unas horas o por días. Una terapia de silencio que sane ese intenso y constante ruido mental que te agobia, y también el ambiental, te dejaría como nueva. Regálate un fin de semana en un hotel con spa y aprovecha los tratamientos de relajación. También puedes aislarte en tu cuarto, en una terraza o en una cafetería (lejos de la entrada). Luego podrás regresar a tus tareas habituales, sintiéndote más calmada, con energías renovadas y una sonrisa en el rostro.

12. Regálate un masaje, mucho más que un placer

Un masaje profesional hará maravillas en ti. No sólo relaja los músculos, sino que mejora las funciones de la piel. El masaje permite que la piel respire, tal como tus pulmones lo hacen. Eliminas las células muertas de la piel y esta absorbe humedad, nutrientes y vitaminas, en especial cuando se da con aceites y cremas especiales. Tu piel queda suave, sedosa y vibrante. El masaje también mejora la circulación, eleva la eficiencia inmunológica y balancea la energía de tu cuerpo. Y, todo esto combinado, mejora tu apariencia, te deja estupenda. Estarás relajada, sin tensión, con un tono de piel mejorado y emocionalmente reconfortada.

 

Mujer madura recibiendo un masaje
Los masajes están entre los regalos más placenteros que puedas darte o recibir

13. Toma suplementos vitamínicos

Hazlo pero, no en sustitución de una dieta sana y variada. Al llegar a cierta edad la piel demanda más cuidados para que se regenere desde dentro. Las cremas no son suficientes y es cuando debemos recurrir a la nutricosmética para alcanzar las capas del interior de nuestro cuerpo y de este modo mantener la belleza exterior. Entre estos tenemos la vitamina C, el resveratrol, los carotenos, vitaminas del complejo B, coenzima Q10, ginkgo biloba, ginseng, aceite de krill, aceite de onagra o prímula, zinc, lecitina, ácidos grasos omega 3, selenio, colágeno, ácido hialurónico, áloe vera, prebióticos y silicio.

14. Aporta a los demás

Tener objetivos claros, acordes a tu realidad, te ayudará a sentirte física y mentalmente más joven.

Si sigues estas recomendaciones reducirás los niveles de sustancias que causan inflamación a nivel celular, los cuales aumentan con la edad. Y, la inflamación es sin duda uno de los principales factores del envejecimiento, junto con la deshidratación (el cerebro pierde acetilcolina y se afectan la piel y los músculos), el daño estructural (causado por el sol) y la oxidación (estrés). 

Aquí encontrarás otros factores que contribuyen al envejecimiento.

Otros consejos:

Además de las cremas, la nutricosmética y la buena alimentación, a veces hay que ayudarse con los avances de la cosmética y la aparatología en tratamientos como: láseres, radiofrecuencia, botox, rellenos de ácido hialurónico, hilos tensores, terapia fotodinámica, entre otros.

No te maquilles tanto. En este punto «menos es más». Sólo unos toques de una base ligera, tonos de labios claros, delineador y máscara de pestañas para abrir la mirada.

No te perfiles mucho las cejas. Demasiado finas avejentan. Lo mejor es que tengan el arco bien definido y que estén tupidas.

A la hora de vestirte y peinarte, para acertar en el look la clave es la naturalidad. Un toque de originalidad y frescura, conservando la esencia. Si tratas de exagerar con modas y cosas que te hacen sentir incómoda, el efecto será contraproducente.

No exageres con el largo de tu melena. El pelo corto da un aspecto más juvenil. Lo mismo pasa con los rizos y los flequillos. Las ondas ligeras suavizan el rostro.

Si tus dientes se han oscurecido o manchado, blanquéalos añadiéndole de vez en cuando un poquito de bicarbonato y agua oxigenada a la pasta dental.

Usa el móvil con la cabeza erguida. Si lo usas en una mala postura provocas que las arrugas de tu cuello se multipliquen rápidamente.

No fumes y limita la ingesta de alcohol.

 

 

Autor

cary.cat76@gmail.com
Total post: 39

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: