Reflexiones

¿Por qué los labios nos obsesionan? Primera parte

«Eres mía, eres mía, mujer de labios dulces» nos dice Pablo Neruda en uno de sus poemas. Y Joaquín Sabina: «Que tus labios me saben igual que los labios que beso en mis sueños». Así como a los poetas, los labios seductores de las mujeres han inspirado a escritores, escultores y otros artistas en sus creaciones. Y es que son claves a la hora de resaltar nuestro atractivo, sensualidad y personalidad.

Si nos centráramos sólo en el punto de vista funcional deberíamos decir que los labios tienen una gran importancia, porque constituyen la entrada al aparato digestivo y contribuyen al habla. Hay sonidos que no los podríamos hacer sin los labios. Son los llamados sonidos labiales, como el de los fonemas p y b. Ahora, si vamos a hablar de la belleza del rostro, lo primero a tener en cuenta es que los labios son componentes esenciales de la simetría facial y de la estética. Junto a los ojos, son los principales protagonistas de la expresión del rostro.

 

Labios seductores entreabiertos

 

El lenguaje de los labios

Con ellos transmitimos sensaciones y estados emocionales. El lenguaje de los labios puede ser más elocuente incluso que las palabras, pues a través de ellos pueden «leerte». Suelen ser muy clarificadores porque nos delatan, dan pistas sobre nosotros. Si prestas atención a la boca de los demás, a los movimientos que hacen con los labios podrás «leerlos» tú, tanto si transmiten un lenguaje relacionado con la seducción, el flirteo, como si se trata de emociones o sentimientos.

Gestos como sonreír (de manera natural o forzada), invertir la sonrisa (con las comisuras hacia abajo), morderte el labio inferior, apretarlos, entreabrirlos, hacer asimetrías (moverlos más hacia un lado que al otro), hacer pucheros, poner morritos, proporcionan información sobre nosotros, sobre nuestro estado de ánimo.

 

Mujer de labios seductores expresando asombro

Es usual encontrar información donde se asocia la personalidad de la mujer a la forma de sus labios. Así hay labios ardientes, seductores, de fuego, salvajes… Incluso hay quienes asocian la forma de los labios al orgasmo femenino. Más realista es verlos o clasificarlos en labios delgados, labios llenos o carnosos, labios largos, labios redondos, labios en forma de corazón, labios con las comisuras hacia arriba, labios con las comisuras hacia abajo.

Modas y costumbres que ponen en peligro tu salud y la expresividad de tus labios

No es exclusivo de una cultura darle tanta importancia a esta parte del rostro. En ocasiones la obsesión por hacerla más visible lleva incluso a la tortura. Aunque muchos pueblos han dejado de usarlo, aún hay mujeres del pueblo mursi (tribu africana de Etiopía), que usan el plato labial, símbolo de belleza y de resistencia, que consiste en un gran agujero en el labio inferior donde ponen un disco de madera. Estas culturas consideran que cuando el labio es más grande más atractiva es la mujer. Tanto es así que si una niña se rompe el labio nunca se casará porque no tendrá atractivo para los hombres.

Mujer etiope con plato labial
Autor: Maurits de Flickr

Se diría que estamos lejos de poner en práctica costumbres como esa pero siempre está la tentación para algunas de dejarse llevar por todo lo que ven en las redes sociales. Si han visto los labios con ondas o «labios del diablo» (sea producto del Photoshop o no) sabrán a lo que me refiero. Siempre ha habido modas que implican un peligro para la salud de las personas. Está en nosotras la voluntad de rechazarlas o de caer en sus redes.

Tendencia actual para unos labios seductores

¿Cuál es la tendencia en cuanto a labios? Es fácil adivinar. Sólo echa una miradita por Instagram y verás un signo de belleza que salta a la vista: labios carnosos y voluminosos. Claro que no todas los tenemos así de manera natural. Acudimos entonces a los Centros de Estética para que nos inyecten rellenos de ácido hialurónico para aumentar su grosor, para perfilarlos y para hidratarlos. El efecto es agradable cuando no se exagera. Pero, es muy frecuente encontrarnos con una cara de labios tan enormes, que apenas pueden moverse. Este es el caso del fallecido cantante Pete Burns, de Donatella Versace y de Amanda Lepore, por sólo citar tres. Esos son labios que pierden sensibilidad y expresividad, un costo demasiado alto a pagar para estar a la moda.

Rellenando labios seductores de una mujer

Autor

cary.cat76@gmail.com
Total post: 39

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: